Tras unas 25 horas de viaje, que a decir verdad, se ha completado sin mayor novedad, hemos llegado a la ciudad de Dalian, en la que nos quedaremos una o dos semanas. La llegada ha sido atropellada porque mi maleta no ha venido (aún no sé cuándo llegará) y el alojamiento que nos han proporcionado deja bastante que desear. Hechos polvo cómo estábamos, hemos decidido dejarnos de exploraciones y entrar para comer en lo que parecía ser un centro comercial cerca del hotelucho. Jamás vi un establecimiento tan grande y me he sorprendido que no he visto a un solo occidental desde que hemos llegado. Se ve que a esta parte de Dalian no llegan turistas.

Anuncios