Llegada nocturna después de un azaroso viaje en un autobús sin aire acondicionado desde Tánger vía Tetuán… Menos mal que el lugar es precioso, porque, el viaje ha sido horreur. Ojo no fiarse de los precios ni de los plazos…

Anuncios