El fin de semana pasado monté en un caballo por primera vez en mi vida. Tuve la feliz idea de dejarme convencer para subir por el parque nacional del Podocarpus desde Vilcabamba a lomos de un caballo dócil y amable. El paseo duraba entre ir y venir unas 4 horas. Se me hizo muy ameno, con unos paisajes increíbles y a un ritmo muy asequible. Una gran experiencia. He aquí el vídeo…

Anuncios