Buscar

elsrmunson

Carretera y manta

Categoría

Ecuador

En Puerto López e Isla de la Plata

Ayer fue mi segundo día en Puerto López. Embarcamos por la mañana y pasamos unas horas en Isla de la Plata. Es una parte del Parque Nacional Machalilla, y allí se pueden ver en su elemento a Fragatas y Piqueros de Patas Azules, incluso en su momento de nidificación. Por desgracia la parte de reserva en la que habitan tres parejas de albatros estaba cerrada a las visitas. Después de la isla hicimos snorkel y pude ver una morena y un montón de peces de colorines (todo eso en un video posterior) y en el viaje de vuelta, pasamos casi una hora en compañía de un grupo de 7 u 8 ballenas que viajaban juntas. Fueron momentos increíbles. Estar en las cercanías de estos animales es algo realmente especial. Por la tarde, compramos un kilo de langostinos en el puerto y nos los cocinaron ahí mismo. Fue un día completo.

Fotos Cortesía de Leire Ruiz

Anuncios

Apunte: Don Arturo

El mejor peluquero de Loja, y, posiblemente del mundo, en un dibujo que no le hace mucha justicia…

Don Arturo

Imágenes lojanas

Esta ciudad está llena de imágenes, de encuadres y carteles…    

Fin de semana en Vilcabamba

Vilcabamba es hoy en día una colonia. Una colonia de anglosajones que viven su jubilación en un pueblo pequeño, acogedor y con un clima realmente benévolo durante todo el año. Rodeada de un paisaje espectacular, esta población tiene una sospechosa concentración de oferta para los que quieran hacerse limpieza de chacras, meditación, yoga, prácticas tánicas y todo tipo de actividades trascendentales. Todo lo que se consume, vende o negocia lleva la etiqueta de “orgánico” (como si existiese alguna comida “no-orgánica”) y exhala un tufillo “buenrollista”. Así, por ejemplo, cualquier frase que intercambie un vendedor del mercadillo de artesanía contigo siempre acabará con la coletilla “buenaonda”. Sobre todo si el tipo reúne tres condiciones: llevar pantalones bombachos, no haberse duchado en, al menos, una semana y, por último, asegurar, con sonrisilla de falsa complicad, haber creado esa pulserita por la que intenta tangarte 15 pavos del ala, en pleno viaje de ayahuasca. En fin, perroflautismo ramplón y básico al servicio de un capitalismo de andar por casa.  Aderécese con unas rastas mugrientas y las uñas bien negras y ahí está el auténtico comerciante de artesanía vilcabambero.

Por lo demás, encontraremos todas las pintorescas terracitas donde se venden batidos orgánicos de verduras innombrables llenas de anglosajones septuagenarios con cara de estar pasándolo de puta madre entre irrigaciones de colon y meditaciones al borde del arroyo.

Los lugareños intentan sacarte los dólares del tío sam como buenamente pueden con negocios más o menos honestos. Entre ellos se encuentra don Julio, que te lleva y te trae al monte feraz en sus caballitos tamaño perro grande. Bien adiestrados como entrañables robots de cuento, te proporcionan un inolvidable paseo hasta una cascada hermosa y agreste.

Hay una par de españolas que regentan sendos negocios de hostelería. Uno es un bar buenrollito con algunas tapas más o menos pasables y con música en directo. El otro lo lleva una bilbaína de nombre Eva, que se curra unas tortillas de patata de más que correcta factura y unas paellas que, dicen, quitan el hipo.

Mola Vilcabamba, sobre todo si eres norteamericano, te sobra la pasta y no tienes nada que hacer. Creo que volveré.

fotografías cortesía de LRPhoto

A caballo

El fin de semana pasado monté en un caballo por primera vez en mi vida. Tuve la feliz idea de dejarme convencer para subir por el parque nacional del Podocarpus desde Vilcabamba a lomos de un caballo dócil y amable. El paseo duraba entre ir y venir unas 4 horas. Se me hizo muy ameno, con unos paisajes increíbles y a un ritmo muy asequible. Una gran experiencia. He aquí el vídeo…

Una noche con la sinfónica de Loja

El viernes pasado estuve en el Teatro Universitario y Casona de Loja escuchando a la sinfónica de este lugar. Una velada interesante (la última de esta temporada) en la que interpretaron entre otras, algunas partes de la sinfonía del Nuevo Mundo de Antonín Dvořák. Muy aconsejable, la verdad. Pena el sindiós de desafines y entradas a destiempo, así como la secular mala educación de los lojanos, que les lleva a comportarse en el teatro como si estuvieran en el salón de su casa viendo un partido de fútbol con otros manes. Pero estuvo muy bien la noche y era completamente gratuíta. Había bastantes niños, lo cual siempre es una alegría. De camino capturé algunas nocturnas de Loja, que nunca deja de sorprenderme.

Vilcabamba

Primer contacto con la población de la que dicen que tiene un clima que favorece el que sus habitantes vivan 120 años. Ojalá estos tres vivan tanto…

Más Celica

Unas pocas imágenes más de esta población a la que llegamos con tan buen tiempo.

Alamor. Imágenes

En Alamor me encontré esta tienda en la que vendían, entre otras cosas, “pendrai”. Estaba custodiada y atendida por los tres niños pequeños de la imagen y su tío, que es el alto. No me resistí a retratarme con ellos. Derrocharon simpatía…20150723_130728 20150723_130752 20150723_130840

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Leire Ruiz Foto

Carretera y manta