Fez (2)

Bueno, Fez. Ya nos vamos. Se acabó. Se acabaron tus prisas, tus aprietos y agobios. Se acabó tu calor, tu peste y tu malandreo. Se acabaron los ruidos, tus puestuchos de comida y los miles de gatos callejeros. Y tus maravillas y misterios, y tus laberintos. Tus miserias y tu grandeza. Tus vistas y las…

Fés

Después de la.maravillosa experiencia en Chaouen, nos trasladamos en uno de esos horribles viajes en autobús (aunque con la.compañia oficial, CTM, todo es mejor) a Fez, la ciudad con la.medina más grande de África. Buscábamos descanso pero hemos encontrado un hotel en el que reservamos que no había reservado habitación y que nos trasladó a…

Chefchaouen II

Un paseo de un par de horas por la medina de Chefchaouen da para mucho. Basta apartarse un par de calles y entrar en la zona de casas ‘más particulares” para apreciar el silencio, la belleza y ese atroz sentido del urbanismo de los árabes. Algo que nunca había visto. Es precioso.

Chefchauen

Llegada nocturna después de un azaroso viaje en un autobús sin aire acondicionado desde Tánger vía Tetuán… Menos mal que el lugar es precioso, porque, el viaje ha sido horreur. Ojo no fiarse de los precios ni de los plazos…

A Marruecos

Esta vez, y sin que sirva de precedente, de vacaciones. Me da pudor publicitarlo, pero quizá haya alguna foto o impresión que valga la pena…

El huevo de la serpiente

En los meses que he habitado en China, hay una imagen de una fuerza singular que se resiste a abandonarme. Aunque no tuve ocasión de verla demasiado en Cangzhou sí que abunda por doquier aquí en Foshan: se trata de la lotería de los huevos de oro. Hay un montón de establecimientos que ofrecen, a…

Cangzhou en vídeo

No quería irme de esa ciudad sin hacerle una peliculilla. Ahí va. Cangzhou 2017 from The Land of Pink & Grey Diseño on Vimeo.  

Goodbye, Cangzhou….

Despedirse, se dice, no es fácil. O a veces es demasiado fácil. No me ha costado demasiado hacerlo de Cangzhou, porque no era un buen lugar en el que vivir. Me he pasado dos meses y medio en esa ciudad. Prácticamente la totalidad de ese tiempo he estado enfermo, estresado, sometido a una brutal carga…

Una valiente

Esta niña me conoció hace 9 semanas. Desde el primer momento mi aspecto le aterrorizó. Sin embargo, y también desde el primer momento, ha seguido las clases haciendo del miedo fuerza. Ha derramado lágrimas en silencio, soportando el pánico y no dándose por vencida. Su valentía y capacidad de superación me han emocionado. Las ganas…